Texturado

El texturado es producido por pulsos eléctricos controlados en su duración. Cada pulso funde la superficie del cilindro produciendo un cráter. Como resultado se forma un conjunto de diferentes cráteres que forman la textura sobre la superficie del cilindro. Esta textura puede ser transmitida con posteriordidad en el proceso de laminación en frio.

Las ventajas en términos de calidad se relacionan con las propiedades de embutición y pintado transmitidas a la superficie del acero.